Anika Entre Libros Reviews: The Sympathizer

Jorge Riet reviews The Sympathizer by Viet Thanh Nguyen. Originally published by Anika Entre Libros. 

Argumento:

El simpatizante“, de Viet Thanh Nguyen, es una novela que narra las vicisitudes de un espía vietnamita desde los días de la evacuación de Saigón tras la caída de Vietnam del Sur, pasando por los meses de su exilio en los Estados Unidos, hasta su regreso al país sojuzgado por los vencedores de aquella mítica guerra.

Una novela que desnuda un acontecimiento histórico que traumatizó a millones de personas, dentro y fuera del país asiático, por su importancia como pieza clave del peligroso juego de la Guerra Fría. Una novela justamente premiada con el Pulitzer para traernos al presente un pasado ya casi olvidado en el que el mundo se asomaba al riesgo de una guerra total.

Opinión:

Esta novela relata un tiempo pasado en el que las personas se jugaban la vida, e incluso a menudo morían, por sus ideales, en el plomizo escenario de la Guerra Fría. Personas de toda clase y condición que no sólo arriesgaban su integridad personal, sino que arrastraban a sus familias y posesiones a la locura de una guerra donde convergían muchos intereses más o menos inconfesables.

Una pesadilla dominada por momentos épicos de muchos locos, crueles y a menudo sanguinarios, que encontraban el goce del poder en el terrible juego de la vida humana. Una historia de personas que al encontrarse en situaciones límites, precisamente en esos momentos donde los límites se difuminan en un perverso relajamiento moral, sólo pueden aferrarse a un precario equilibrio de un puñado de ideas que les permitan sobrevivir con la amargura de un recurrente pasado trufado de excesos, mentiras y abusos.

Viet Thanh Nguyen escribe una formidable novela sobre un país que obviamente le duele, gracias a una historia de espías, que nace con el final de la guerra de Vietnam, alejado de cualquier tentación de convertirlos en héroes dotados de superpoderes o de patéticos carismas seductores, en la que opta sabiamente por una realismo feroz que expresa la miseria moral de una época. Una historia de terrible soledad de enérgicos protagonistas que son simples marionetas al servicio de oscuros juegos en la distancia.

Un relato que ayuda a preguntarse qué hubiera pasado si…, para imaginar los radicales giros que hubieran tenido tantas vidas si no hubieran ocurrido hechos absolutamente lejanos a su vida cotidiana. El autor invita a preguntarse por la otra vida que hubiera sido de aquella campesina, aquel camarero, por el niño que jugaba en la calle, si aquello que ha condicionado la Historia hubiera sido otra cosa, como Marx, Ho Chi Minh, Mao, la colonia francesa en Indochina, la revolución americana, el dominio del hombre blanco en el mundo, si Buda no hubiera vivido o si la Biblia nunca hubiera sido escrita. Como el autor sugiere, esos momentos y situaciones del pasado que sirven para preguntarnos, si la Historia hubiera seguido un rumbo diferente, qué habría pasado con millones de víctimas, como la niña que huía despavorida del napalm o los tranquilos vecinos de Hiroshima aquel fatídico día.

Una gran novela que sirve para arrojarnos a la cara la trágica crueldad de los dogmatismos y estrechuras mentales de aquellos que dominan los escenarios del poder y la vida de millones de personas. Nacionalismo, comunismo, capitalismo, colonialismo, guerra, espías, soldados, represión, torturas, exilios, asesinatos, sirven de perfecto decorado para contarnos una historia de seres humanos que son víctimas de sus propios actos, o de impasibles poderes que escapan a su control o influencia.

Como escribe el autor, “los revolucionarios son insomnes, le tienen demasiado miedo a la pesadilla de la Historia como para dormir, les preocupan demasiado los males del mundo como para rendirse al sueño”, en una vigilia que ha dominado el mundo durante siglos y que hoy parece generalmente superada por una cierta fatiga colectiva por la Historia del ser humano. Ese vacío que magistralmente retrata este novelista, como alegoría interpretativa de un malestar colectivo por una identidad maltrecha por los jirones de su propio pasado. Esa confusión de locura, vacío y oportunismo, que se refleja con gran brillantez en los capítulos del libro dedicados a la filmación de la película en Filipinas sobre la guerra del Vietnam, que inevitablemente nos traslada a la película más famosa de la historia sobre este conflicto bélico.

Un magnífico libro de espías alejado de un acartonado y falso glamour, con una gran descripción de un mundo en el que la verdad se presenta incómoda gracias a verdugos que acaban siendo sus propias víctimas. Un verdadero acierto el de Seix Barral al editar esta gran novela.

Category: Reviews

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.